Los walkie talkies son transmisores de radio compactos y autónomos que permiten la comunicación libre a través de las ondas electromagnéticas de radiofrecuencia. Como su propio nombre indica, un walkie talkie te permite hablar mientras caminas y ese fue el origen de su nacimiento: crear un dispositivo portátil que permitiera la comunicación gratuita entre grandes distancias. Concretamente se desarrolló en la Segunda Guerra Mundial: una pionera Motorola sacó al mercado el SCR-300, un dispositivo que necesitaba una mochila de 13 kg, donde guardaba la batería y la electrónica, y una antena de 84 cm para funcionar en la radio FM con un alcance de 8 kilómetros. La victoria de las tropas aliadas se debió en gran parte al uso del walkie talkie, ya que les permitía comunicarse de forma más efectiva que las tropas alemanas y japonesas, y esto hizo que se expandiera el uso del walkie a partir de los años 50. Hoy día los móviles suplen esta necesidad, pero dependen de la cobertura para poder comunicarse, además del requerimiento de pagar una tarifa mensual y de la poca duración de la batería en los terminales modernos. Por tanto, en condiciones adversas es muy probable que un walkie llegue donde un móvil jamás podría. Eso sí, al realizar la comunicación a través de las ondas de radiofrecuencia, ésta depende mucho de la distancia a la que estén los comunicantes y también de los obstáculos físicos que pueda haber entre ellos, como edificios, montañas, etc. Por eso existen distintos tipos de walkies, con distintos fines y potencias, para abarcar distintos escenarios.
125,00  sin IVA

Frecuencias de los walkie-talkies

Los walkies trabajan buscando señales de otros walkies en el espectro de frecuencias (o banda) que puede trabajar. Estas frecuencias están establecidas por ley y cada territorio tiene las suyas. Esta es la división actual.

Mapamundi radiofrecuencia para walkie talkies

Esto quiere decir que si compramos un walkie en EE.UU., no podremos usarlo aquí en España porque sus frecuencias permitidas no coinciden con las nuestras. Esta restricción se establece para preservar los canales que utilizan los servicios de emergencia de cada país (bomberos, policías, ambulancias, etc) y regular el uso del resto de frecuencias.

Los walkie talkies pueden utilizar alguno de estos 3 espectros de frecuencias: HF, UHF y VHF, cada uno para situaciones muy distintas. La UHF es más apropiada para interiores o espacios no muy grandes con obstáculos de por medio (montañas, paredes, edificios, etc) y ocupa el rango de frecuencias de 30 MHz a 300 MHz. La VHF se utiliza más en espacios abiertos sin obstáculos y para transmisiones de gran alcance. Ocupa el espectro de frecuencias de 300 MHz a 3 GHz. Y, por último, la HF que es exclusivamente para la Banda Ciudadana, en el espectro de los 27 MHz.

Conocer las características de cada espectro de frecuencia es importante a la hora de elegir el walkie talkie adecuado para el uso que le vamos a dar.

Usos de los walkie talkies

Los walkie talkies tienen muchísimos usos y utilidades, tanto de ocio como de aplicación profesional. Por tanto, para elegir correctamente hay que analizar detenidamente el uso que se le va a dar.

Nacieron como un dispositivo de estrategia bélica, como ya hemos visto, pero el paso del tiempo y la evolución social, cultural y tecnológica los han acercado a otros muchos ámbitos. Los servicios de seguridad y emergencias fueron los primeros en generalizar su uso, para luego pasar a formar parte del equipo imprescindible de grandes obras y construcciones, hasta llegar a ser incluso un juguete infantil muy popular en los años 90.

La supervivencia y permanencia del walkie talkie, y todos estos cambios respecto a sus aplicaciones prácticas, son simplemente una demostración de la continua relevancia y utilidad de las comunicaciones por radio. Lo cual tiene muchísimo mérito, especialmente en la era en la que nos encontramos, donde los Smartphone e internet lo controlan todo.

Actualmente, los walkies, además de seguir siendo imprescindibles para los equipos de emergencias, sanitarios, policías, bomberos, militares, etc, se han convertido también en indispensables en muchas otras profesiones en las que se hace necesario mantener a un equipo humano comunicado entre sí a pesar de la distancia entre ellos: grandes eventos, personal de seguridad, operarios de obra, grandes superficies, grandes centros educativos, etc.

También pueden ser imprescindibles para deportistas profesionales o amateurs que gusten de los deportes de riesgo o simplemente personas que les gusta salir al campo.

En condiciones adversas, y en lugares donde la cobertura es nula o limitada, un walkie talkie puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte, ya que la señal de los teléfonos depende de la cercanía a una torre, mientras que los walkies son radios independientes.

Las funciones de seguridad que incorporan los walkies están pensadas para esos escenarios difíciles, como la de “hombre caído”, la función manos libres, etc. También muchos walkies náuticos están pensados para su uso amateur en deportes de agua como el kayak.

En definitiva, un walkie puede ser imprescindible para ciertos sectores profesionales y algunos deportes, y un buen respaldo de seguridad, que nunca está de más, para deportistas y campistas aficionados.

Estos son solo algunos ejemplos que demuestran que estos dispositivos, lejos de desaparecer, continúan siendo útiles y aportando unas prestaciones que ningún otro aparato, a pesar de los avances tecnológicos, ha sido capaz de igualar. Además, esos avances tecnológicos se han aplicado a los walkie talkies, mejorándolos en todos los aspectos y añadiéndoles nuevas funciones para adaptarse a las necesidades actuales.

Tipos de walkie talkies

Como decíamos al principio, la comunicación entre walkies puede ser muy volátil, pues los obstáculos como edificios, montañas y demás barreras físicas pueden cortar la comunicación de las ondas, impidiendo la transmisión entre dispositivos. Esto sucede sobre todo con los walkies de uso libre, o PMR. Pero también están los de Banda Ciudadana (CB o CB27), los walkies con licencia y los nuevos híbridos.

El espectro radioeléctrico, es decir, la gama de frecuencias disponibles para transmitir ondas de radio, es muy grande pero no ilimitado, por lo que se han asignado distintas porciones de ese espectro a los distintos servicios o grupos de personas que hacen uso de esas radiocomunicaciones, en algunos casos exclusiva y en otros, compartida. Así, actualmente los transmisores de radio se clasifican por ley, por potencia de transmisión y por frecuencia, pudiéndolos encontrar, en España, de 5 tipos diferentes:

  • Walkie talkies con licencia: proporcionan mayor privacidad en tus comunicaciones, impidiendo que personas ajenas puedan acceder a tu frecuencia y escuchar tus conversaciones. Tienen más potencia de transmisión que los PMR (hasta 5 W), por lo que su alcance también es mayor y, además, cuentan con repetidores colocados por toda la geografía que les ayudan a multiplicarlo. Funcionan tanto en la banda UHF como VHF. Los walkie talkies VHF ocupan el rango de frecuencias de 30 MHz a 300 MH, mientras los UHF ocupan el espectro de frecuencias de 300 MHz a 3 GHz; por lo que deberás elegir uno u otro según el uso que le vayas a dar y los canales de frecuencia utilizados. Requieren de una licencia o distintivo para poder usarlos, so penas millonarias en caso de incumplimiento. Suelen ser digitales porque los analógicos están desapareciendo.
  • Walkie talkies PMR o de uso libre: vienen con antenas fijas y están limitados a 0.5 vatios de potencia de transmisión, por lo que solo funcionan en cortas distancias, a un máximo de 10 kilómetros en condiciones idóneas. Sólo disponen de 8 canales pero pueden tener subcanales, que se usan para dificultar que personas desconocidas accedan a nuestra conversación privada, evitando las interferencias, ya que no podremos oír a otras personas que estén usando la misma frecuencia, aunque ellos sí pueden oírnos a nosotros. Sólo funcionan en la banda UHF y en la frecuencia 446 (466,00625 – 466,09375 MHz) pero son de uso completamente libre, es decir, no requieren del pago de ninguna tasa ni la expedición de ninguna licencia, aunque esta frecuencia está pensada para comunicaciones privadas. Los hay analógicos y digitales.
  • CB, Banda Ciudadana o CB27: la banda ciudadana trabaja exclusivamente en HF, en la frecuencia de los 27 MHz (26,960-27,410 MHz) AM, por lo que es exclusivamente local (muy corto alcance). En su origen, se creó para establecer una vía de comunicación pública, libre y comunitaria en la que se compartía información de todo tipo y se establecían comunicaciones ejercidas siempre sin ánimo de lucro ni contenido económico. En España llegó a tener muchísima actividad y una gran importancia, al nivel de las redes sociales actuales. Dispone de 40 canales con una separación de 10 kHz. Los walkies de esta banda son escasos porque se suelen utilizar estaciones de radio de sobremesa con antenas expansivas. No requiere tampoco de licencias ya desde el año 2012, pero el auge y la consolidación de internet y la telefonía móvil la hicieron caer en desuso y ni siquiera su liberalización ha sido capaz de hacerla revivir, aunque todavía quedan nostálgicos intentándolo.
  • Híbridos o duales: ya existen modelos híbridos más potentes que permiten transmitir en ambos grupos de frecuencias y en forma analógica y digital. Sin embargo, la simple tenencia de un walkie capaz de transmitir en otras frecuencias, o con mucha más potencia, ya requiere sacarse la licencia (incluso aunque sólo uses la banda PMR). Esto es porque si la policía nos pilla con uno de estos walkies encima sin estar en posesión de dicha licencia, la multa nos dejará tiritando, y es que no podremos demostrar que no hacemos uso de esa banda para la que no tenemos licencia o que no emitimos por encima de la potencia máxima permitida de 0’5 W.
  • Walkie talkies náuticos: son walkies diseñados expresamente para aguantar duras condiciones climatológicas, así como para operar en ambientes ruidosos. Trabajan en la banda VHF con modulación FM pero, única y exclusivamente, en un rango de frecuencias muy acotado, entre los 156 y los 162 MHz, caracterizado por no verse apenas afectado por los cambios meteorológicos, y por su incapacidad para propagarse en tierra. Este rango de frecuencias se conoce como Banda Marina y su uso en travesía no requiere de licencias pero, si no la tienes, SÓLO la podrás usar en caso de emergencia. La mayoría tienen una potencia de salida a elegir entre 1 o 5 W. Su uso y tenencia es obligatorio en embarcaciones a partir de una determinada eslora.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un walkie talkie?

Pues después de contaros todo esto sobre los walkies, seguramente ya tengáis una idea de qué es lo que necesitáis pero, a modo de resumen, seguro que viene bien una recapitulación de los aspectos más importantes que debemos mirar a la hora de comprar un walkie talkie:

  • Alcance: nos dice la distancia máxima en la que el dispositivo es capaz de operar.
  • Número de canales y subcanales: influyen en la calidad del sonido y en la privacidad de nuestras comunicaciones.
  • Banda de frecuencias en la que trabaja: UHF o VHF
  • Necesidad de licencia
  • Pantalla: siempre será más cómodo y fácil de manejar un walkie talkie con pantalla
  • Escáner: no es imprescindible pero sí muy útil para localizar los canales libres y ocupados
  • Contexto en el que se va a usar
  • Resistencia: si vas a usarlos en el agua o en atmosfera explosiva necesitarás de una protección específica. Esto lo indica el nivel de resistencia IP.
  • Tipo de baterías: a pilas o con baterías recargables.
  • Autonomía: directamente relacionada con la anterior e imprescindible para calcular si nuestro walkie nos funcionará el tiempo que necesitemos.
  • Funciones extra: manos libres, GPS, bluetooth, aviso por vibración, etc. Funciones extra hay tantas como podamos imaginar. Si tenemos alguna necesidad especial, debemos asegurarnos que nuestro walkie tiene esa función extra que necesitamos.

En la tienda online de ESPIA2 encontrarás todo tipo de walkies profesionales y

En la tienda espía online de ESPIA2 encontrarás todo tipo de walkies profesionales y para aficionados, walkies PMR, walkies con licencia y walkies náuticos, para que encuentres el dispositivo que necesitas, sea cual sea. No dudes en contactar con nuestros profesionales en caso de duda o si necesitas cualquier tipo de orientación, estaremos encantados de asesorarte sin ningún compromiso.

0

Tu carrito