Tipos de baterías para alarmas

Los paneles centrales de alarmas van conectados a la red eléctrica para que dispongan de autonomía ilimitada, pero también cuentan con una batería interna para que puedan seguir funcionando durante unas horas en caso de corte del suministro. Estas baterías para alarmas suelen ser de AGM (plomo), gel, litio o Ni-Mh aunque algunos modelos también funcionan con unas simples pilas AA o triple A.

Los sistemas de alarmas avisan cuando la vida de la batería está llegando a su fin, momento en el que deberemos realizar el cambio. Las baterías para alarmas deben ser herméticas, sin mantenimiento y con un gran número de ciclos de carga a una profundidad de descarga elevada. Las baterías de ciclo profundo se caracterizan por su gran capacidad de descargas completas sin sufrir daños.

Cada una de estas baterías para alarmas tiene una serie de ventajas e inconvenientes que tendremos que tener en cuenta antes de hacer la compra de nuestra alarma, o bien a la hora de cambiarle la batería interna porque ésta ya ha llegado al fin de su vida útil. A continuación os contamos las características más destacables de estos tipos de baterías.

Diferencias entre las distintas baterías para alarmas

Antes de comprar una batería, sea para lo que sea, debemos hacer una primera selección dependiendo de los amperios (capacidad de carga), del peso y del voltaje. La capacidad de carga se mide en amperios y cuanta más capacidad, mayor autonomía nos proporcionará esa batería, aunque eso también implica un mayor peso.

Baterías de gel: disponen de una gran vida útil, pues soportan un gran número de ciclos de carga y descarga, así como descargas profundas, golpes, movimientos y altas temperaturas. Se las llama de gel porque su electrolito lleva agregado un compuesto de silicona que lo gelifica. Precisan de un cargador específico para este tipo de baterías, ya que sólo se pueden cargar con tensiones muy bajas. Son seguras, ya que no requieren de mantenimiento, cuentan con un voltaje más estable durante la descarga y tienen la ventaja de que se pueden colocar en cualquier posición sin riesgo de sulfurar.

Baterías de plomo o AGM: AGM es la abreviación de Absortion Glass Mat, un compuesto a base de fibra de vidrio absorbente que funciona como una esponja, absorbiendo el líquido electrolítico. Tienen la ventaja de que pueden recargarse con cualquier cargador convencional, pero sólo pueden usarse en la posición predeterminada para que no haya riesgo de fugas y su peso es mayor. Por lo demás, comparten las mismas características que las baterías de gel.

Baterías de Ni-Mh: son las más antiguas, ya en desuso para los sistemas de alarmas, aunque aún quedan dispositivos que las utilizan. Entre sus principales ventajas encontramos que no usan metales tóxicos, pesan mucho menos que las de plomo o gel, tienen una gran capacidad de carga y soportan más ciclos de carga y descarga que cualquier otra batería. Sin embargo, sí que tienen un ligero efecto memoria y sufren una mayor autodescarga si no se usan durante cierto tiempo: más del 10 % en 24 horas, debido a los átomos de hidrógeno en fuga.

Baterías de litio: son las más modernas y hasta ahora las más eficientes, a pesar de ser más caras, ya que tienen un tamaño y peso mucho menor, con grandes capacidades de carga, sin efecto memoria y de descarga lineal. Es la mejor batería tanto para alarmas como para cualquier otro tipo de dispositivo.

¿Qué batería para alarma escoger?

Si ya tenemos un sistema de alarma, deberemos sustituir la batería por una del mismo tipo, pero si vamos a adquirirlo por primera vez, será una característica más a tener en cuenta antes de hacer nuestra compra.

En lo que respecta a las baterías para alarmas, hemos de valorar el aspecto que más nos interese según el uso que vayamos a hacer de nuestro sistema de alarma y las condiciones del mismo. Durabilidad, eficiencia y precio suelen ser los aspectos más relevantes para la mayoría de usuarios.

En todos los aspectos, excepto en el del precio, las baterías de litio ganan por goleada, pero si lo que buscamos es abaratar costes a corto plazo, podemos optar por una batería de plomo/AGM.

Nuestras alarmas utilizan baterías de litio

En ESPIA2 optamos siempre por las últimas innovaciones en tecnología, por lo que sólo trabajamos con kits y centrales de alarma con batería de litio, que permiten reducir considerablemente el tamaño del panel central y son las más eficientes del mercado.

Puedes ver nuestra ofertas en alarmas sin cuotas.

Contacta con nosotros si necesitas asesoramiento o tienes cualquier tipo de duda, estaremos encantados de atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito