Talavera instala cámaras CCTV

La localidad de Talavera de la Reina, en la provincia manchega de Toledo, ha visto crecer el vandalismo en sus calles y plazas. El Ayuntamiento del municipio ha recibido recientemente los permisos para la colocación de una serie de cámaras de vigilancia CCTV en diferentes lugares de índole pública con el fin de controlar y reducir los ataques a los bienes comunes. Las plataformas digitales La Cerca y El Dia Digital ofrecen detalles sobre los sucesos y las medidas preventivas que van a seguirse en la urbe.

Los Jardines del Prado bajo vigilancia

Los actos vandálicos vienen sucediéndose tiempo atrás. Los perpetrados en los Jardines del Prado, un conocido recinto de recreo y ocio de la ciudad toledana de Talavera de la Reina ya se han hecho famosos. Algunos de ellos llegaron incluso a dañar cerámicas reconocidas de importante valor para el municipio, como la situada en el estanque de los patos del parque. El Ayuntamiento ha obtenido los permisos de la Delegación del Gobierno de Castilla la Mancha para colocar cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV) con el objetivo de vigilar las instalaciones que conforman el lugar, según ha informado a los medios el alcalde Jaime Ramos. También se ha iniciado el procedimiento administrativo para que las imágenes captadas sean retransmitidas con carácter directo e inmediato a la central de datos de la Policiá. Los dispositivos estarán ubicados en la mezquita, la Fuente de las Ranas, el Templete de música, el estanque de los patos y el pórtico de la Basílica, con algún encuadre posible en el Paseo de los Toreros.

Una medida con antecedentes

cámara analógica exterior
  • Facebook
  • Twitter
cámara analógica exterior

Esta medida antivandalismo recuerda a otras acaecidas en municipios de otras comunidades autónomas. En la localidad de Yecla, en la Región de Murcia, se está intentando poner fin a los actos vandálicos y el consumo y venta de drogas en espacios públicos mediante la colocación de cámaras de vigilancia conectadas a las centralitas de la Policía Local, y lo mismo ocurre en la población de San Javier. En el norte de la península, en Navarra, el cementerio municipal de San josé colocará dispositivos de grabación en las nueve puertas de acceso al recinto como medida para evitar robos de lápidas o del hierro en crucifijos y nichos. Se espera que la videovigilancia ofrezca un aumento de la seguridad en Talavera de la Reina, y no tenga que llegarse a medidas mucho más radicales, como el cerramiento perimetral del espacio. Para evitar que nadie sienta que vulneran su derecho de libre circulación, o incluso su intimidad, el Ayuntamiento concibe las cámaras como elemento positivo y augura una gran acogida por parte de los residentes.

Cámaras CCTV y la intimidad

La solución de colocar cámaras de CCTV en ciertas partes del Parque de los Jardines del Prado tiene también detractores. Mientras unos lo ven como una forma de conservación del patrimonio público y conciben la iniciativa desde una clara intención de perpetuar la seguridad del mobiliario urbano y de los transeúntes, otros opinan que se verían vulnerados varios derechos. Desde la imagen hasta la privacidad, muchas personas nativas de la localidad se encuentran en contra de la medida. El debate acerca de la privacidad siempre está candente y los límites se intentan fijar sin éxito alguno. Aunque el Ayuntamiento ha afirmado abiertamente su intención de conservación del patrimonio frente a los actos vandálicos, las tecnologías digitales siempre encuentran opositores. Si bien la ubicación de los aparatos de videovigilancia no frenan de manera directa el vandalismo, harán más sencilla la identificación de los autores y agilizarán el proceso sancionador. Igualmente, en la urbe se hace un llamamiento a la cooperación ciudadana, pues la seguridad y preservación de los espacios es una tarea común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *