Rastrear móvil, las dos caras de la geolocalización

¿Alguna vez se ha preguntado si es posible que sepan el lugar donde se encuentra debido a su teléfono móvil?

Son muchas las utilidades que tiene el tener el geolocalizador de su Smartphone activado como rastrear un teléfono móvil robado o perdido. Así como también existen aplicaciones de seguridad para tener localizado a nuestros seres queridos en momentos de peligro. Para este tipo de necesidades de seguridad personal, es muy útil tener activada la geolocalización en nuestro teléfono móvil.

Existe otro método para rastrear un Smartphone y es mediante Google. Para realizar este tipo de rastreo se necesita el correo electrónico asociado a Google. Es decir el correo Gmail, además de realizar una configuración inicial, donde el usuario del dispositivo, debe activar la opción de ubicación en la opción de ajustes de Google y activando la pestaña “compartir ubicación con Google”. En el momento que se active, tendrás la opción de rastrear tu teléfono mediante tu cuenta de Google.

Si se da el caso que tu teléfono móvil no tenga aplicación GPS, es posible su rastreo en el caso de robo si previamente se tiene descargado la app de “Google Latitude”. En el caso contrario, puedes ir dando tu móvil por perdido.

Rastrear móvil, ¿Pero qué sucede si en lugar de ser nosotros quienes queremos localizar nuestro dispositivo es alguien ajeno quien accede a nuestra ubicación?

Aquí es donde debemos tomar precauciones y tener en cuenta que todo lo visitado en Internet y los enlaces pichados tiene su repercusión.

Ojo con el malware

Debemos ser cautos cuando recibamos enlaces ajenos y no descargar archivos ni acceder a links sobre contenidos de los que no estamos seguros.

Este método es muy común entre los hackers, quienes utilizan un malware o software malicioso. Este malware que una vez descargado invade nuestro dispositivo bien sea un ordenador, teléfono, tableta e incluso sistemas informáticos y redes.

La finalidad de un malware es estafar al usuario de una manera ilícita, pudiendo robar, cifrar, borrar datos, alterar o secuestrar funciones básicas del ordenador y espiar la actividad en el ordenador sin su conocimiento o permiso.

Al entrar en su sistema, un hacker tiene todo el conocimiento sobre sus movimientos, y en el caso que el dispositivo acceda a este link mediante datos móviles. También puede obtener información crítica como geolocalización móvil de la persona a la que accede a este enlace. De este modo, la persona, ajena a que un intruso tiene conocimiento de sus datos, puede ser localizada o rastreada mediante su teléfono móvil.

Y aunque es difícil e improbable que a nivel personal podamos ser víctima de este tipo de ataques cibernéticos. Debemos tener conocimiento de su funcionamiento y tomar las máximas precauciones ante actividades en nuestro dispositivo que sean sospechosas así como acceder y descargar enlaces de los que no tenemos seguridad de su fin.

Dicho esto, ¿qué sucede con el rastreo de teléfono por número de móvil?

Si escribes en el buscador, por ejemplo, buscar teléfono móvil te aparecerán una decena de páginas para poder rastrear un teléfono móvil tan sólo escribiendo el número de teléfono. Aquí nos paramos a pensar, ¡cualquiera me puede encontrar! No entremos en pánico, no es tan fácil. Y es que todas estas páginas que hacen llamamientos con los enunciados:

“encontrar teléfono gratis”; “rastrear móvil en 3 minutos” o “localizar personas por número de teléfono”

Estos enunciados son la gran mayoría, por no decir todos, de pago y además debido a que no pueden incurrir en la ilegalidad de un rastreo sin consentimiento, por lo que, al igual que cuando recibimos una llamada a cobro revertido, todas estas páginas envían una notificación y una petición de aceptación a la persona que quiere ser rastreada.

Por tanto, si por un lado es muy útil el servicio de rastreo de móvil cuando nos encontramos ante robo o una situación de peligro, también es necesario saber que las tecnologías nos exponen y es fácil compartir datos que en ciertos momentos no nos interesa proporcionar.

Por todo esto, debemos actuar siempre con cautela y tener conocimiento de cómo es activa y desactiva la geolocalización y cuándo debemos tenerla o no encendida además de asegurarnos de a quién ofrecemos cierta información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito