Mayores medidas de seguridad en los aeropuertos

La seguridad es un requisito necesario para cualquier país al que se viaje. Ese territorio internacional que conforman los aeropuertos de todo el mundo ha visto peligrar este preciado bien a raíz de lo ocurrido con el Airbus A320 de EgyptAir. En la madrugada del 19 de Mayo, el avión perdía el contacto por rádar mientras realizaba el trayecto de París a El Cairo con un número total de sesenta y seis personas a bordo del mismo.

El periódico digital República apunta que los responsables de evitar incidentes como éste ya se encuentran estudiando nuevas medidas preventivas para instaurar que se pondrán en práctica a la mayor brevedad posible y serán de carácter unánime, tanto para tripulantes como pasajeros. La única diferencia entre unos y otros será que los primeros sabrán de la existencia de sistemas de seguridad que los segundos desconocerán. Ya son muchos los que refuerzan hoy la vigilancia, sobre todo en países bajo amenaza terrorista por creerse la desaparición del avión un presunto ataque terrorista.

Tipos de sistemas

Mucho se ha hablado sobre el tema a raíz de los atentados contra las colosales Torres Gemelas de Nueva York en

2001, y es que la amenaza de terrorismo es a nivel mundial un agravante a tener en cuenta. La problemática a salido de nuevo a la palestra a causa del que se cree atentado contra el vuelo de la compañía EgyptAir estos últimos días. A parte de los detectores de metales ya instaurados en todos los aeropuertos y el control por rayos X de todo el equipaje, se piensa en instaurar un dispositivo de alarmado que funcione a modo de detector de explosivos.

Pero no se plantea cubrir únicamente la zona de tráfico de aviones, la superficie colindante también entra dentro del plan. Un ejemplo de todo esto lo encontraremos en el LAX de Los Ángeles, en Estados Unidos, según apunta el diario Hoy, donde se han extremado las medidas preventivas y se han empezado a hacer controles aleatorios en los puntos de acceso al aeropuerto y se ha multiplicado el número de agentes de seguridad y orden que trabaja conjuntamente con brigadas del FBI. Asimismo, se ha restringido la entrada en más de ciento cincuenta puertas en diferentes terminales y se ha llevado un exhaustivo control de los antecedentes del personal que trabaja en el lugar, monitorizado las veinticuatro horas del día.  En el aeropuerto O’Hare, en Chicago, también se han hecho uso de unidades caninas detectoras de explosivos y más cerca, en el aeropuerto británico de Heathrow se plantean el despliegue de agente vestidos de paisano en la zonas de llegadas y salida de aviones, tal como apunta el periódico Abc.

Problemática con la ley

La más evidente problemática frente a la colocación de los nuevos sistemas de seguridad en los aeropuertos mundiales radica en que se podrían ver vulnerados algunos derechos y libertades de los pasajeros. Pero sin duda la mayor ayuda la puede prestar el ciudadano, apuntaba la compañía de seguridad del aeropuerto de Los Ángeles, y por todos lados puede leerse la frase: “Si ve usted algo, diga algo”. Obviamente la seguridad es un asunto que nos concierne a todos y los héroes se esconden donde menos lo esperamos. Si se divisa algo sospechosos, un bulto o un comportamiento, se debe informar al personal encargado de ello para que tome las medidas que considere oportunas. Las autoridades aeroportuarias disponen de sistemas de detección y prevención de incidentes y siempre velarán por la seguridad nacional. Sin embargo, en algunas ocasiones estos pueden fallar, es entonces cuando le toca actuar al ciudadano de manera conjuntas a las fuerzas del orden y la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *