Mark Zuckerberg y la seguridad webcam

Es habitual que tanto profesionales de la informática como los usuarios caseros cubran con un pañuelo, una pegatina, un Post-It o un simple papel las webcams que vienen incluidas tanto en sus Pcs como en sus portátiles. Y es que la preocupación por la seguridad nos incluya a todos, de hecho, medios de información tan importantes y prestigiosos como La Sexta o E&N comentan las últimas noticias a este respecto que están revolucionando Internet, Mark Zuckerberg, el genio creador de la red social Facebook, también cubre su cámara web mediante una rudimentaria cinta adhesiva.

Espionaje a través de la webcam

Está demostrado que hasta los hackers principiantes tienen el poder de hackear la webcam de tu ordenador personal. Suele aconsejarse a los usuarios que permanezcan atentos a la iluminación del piloto LED que nos avisa de si la cámara está en activo o apagada. Sin embargo, los piratas informáticos más habilidosos podrán acceder a ella y grabar imágenes a través de la misma sin que la luz lo indique. Observar lo que otros hacen bajo el más puro espíritu “voyeur” supone una amenaza para la gran mayoría de la sociedad que no quiere que sus momentos de intimidad sean curioseados, invadidos ni contemplados por personas ajenas a su entorno que pretende violar su derecho a la intimidad. Sin embargo, aquellos que más desprotegidos pueden sentirse ante este tipo de ataques suelen ser las celebridades. No sólo sus cuentas en redes sociales pueden ser hackeadas, o incluso los documentos que guardan en la Nube sino también sus webcams que corren el riesgo de convertirse en el punto de mira de ciberatacantes deseosos de hacer públicas situaciones privadas de los famosos mediante la introducción de malware en estos dispositivos.

Protegerse del espionaje por webcam

Muchos aparatos que incluyen cámaras tales como Pcs, cámaras de seguridad o monitores para el control de niños,

Cámara inalámbrica
  • Facebook
  • Twitter
Cámara inalámbrica

bebés o ancianos vienen acompañados de un sistema de contraseña cifrado. No obstante, suele tratarse de un medio de control de acceso bastante débil que puede ser saltado por cualquier hacker y que no hace más que generarnos una falsa sensación de seguridad. Es necesario recordar siempre que cualquier aparato que que posea acceso desde Internet está sometido a las posibles invasiones ajenas. Lo primero que debemos hacer es cambiar la contraseña con la que el aparato ha llegado a nuestras manos y cambiarla por una sólida. Si el hacker es bueno en lo que hace, esto no importará demasiado por lo que es conveniente que mantengamos nuestro firmware actualizado y en perfectas condiciones para evitar posibles lagunas en la seguridad. Éstas son tus únicas opciones si tus cámaras deben mantenerse encendidas constantemente. En el caso de las webcams, lo más conveniente es utilizar el arcaico método usado por Zuckerberg, que consiste en cubrir el objetivo con cualquier superficie que impida que lo que sucede ante ella sea grabado, monitorizado o espiado por cualquier otra persona que no sea de nuestro interés. Por útimo, siempre que nos sea posible, deberemos desconectarla completamente, de esta manera nuestra privacidad se mantendrá aún más protegida.

Espiar webcams, delito penado por ley

En el mercado existen multitud de supuestas aplicaciones que permiten a aquellos que estén interesados en espiar a otros acceder supuestamente a cámaras webs de ordenadores ajenos. Sin embargo, la mayoría de ellos no son más que troyanos que buscan acceder a Pc de la persona que deseaba hacer las veces de observador. Aunque la posibilidad de ser espiado a través de nuestra propia webcam es considerada un problema de alto riesgo ya que la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea ha afirmado que aproximadamente 100 personas han sido arrestadas por la venta de este tipo de malware online, esto sólo puede ser llevado a cabo con total eficiencia sin nuestro ordenador ha sido tatalmente rateado, es decir, si ha sido infectado con un troyano que permite el acceso de manera remota. Por todo ello, es importante no instalar ningún tipo de aplicación o software del que no nos fiemos o cuyo desarrollador no nos sea conocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito