La balanza de precisión, un instrumento al alcance de cualquiera

En algún momento nos hemos encontrado con la problemática de querer medir algún ingrediente o material en cantidades bastante minúsculas, cosa que en un peso normal que podemos tener en casa resulta imposible hacerlo. Para ello, existen instrumentos de medición que son capaces de medir cantidades muy pequeñas, es el caso de la balanza de precisión.

Las balanzas de precisión son instrumentos de pesaje con un funcionamiento no automático, las cuales para poder realizar su función se ayudan de la acción de la gravedad para determinar la cantidad de masa. La balanza normalmente está compuesta por un plato donde se coloca el objeto que queremos medir, al otro lado una célula de carga mide la masa a partir de la fuerza que ejerce el objeto sobre la carga. El resultado de la medición aparecerá indicado en el dispositivo.

Este instrumento se suele encontrar principalmente en laboratorios y es imprescindible para realizar operaciones químicas, de análisis y de formulación en industrias. Si hablamos de la exactitud, es necesario realizar un mantenimiento a través de la calibración, para que esta trabaje dentro de unos sistemas de calidad establecidos. Existen ciertos laboratorios que cuentan con la acreditación ENAC, los cuales son los recomendados para realizar una calibración de calidad. Dentro del proceso de medición no es tan importante la precisión de la medida, sino la fiabilidad.

Cómo calibrar la balanza de precisión

Como ya hemos indicado, lo recomendable a la hora de calibrar nuestra báscula es acudir a un laboratorio específico, pero también existe la posibilidad de realizarlo en nuestra propia casa. Antes de hacer la calibración por nuestra cuenta debemos de tener en cuenta los riesgos que conlleva pues si no disponemos del peso adecuado o no lo realizamos de forma correcta, la báscula puede quedar inutilizada.

Para calibrar la báscula sólo hay que seguir unos sencillos pasos. En primer lugar, encender la báscula, seguidamente poner la báscula a 0.0. Normalmente el aparato tiene un botón de calibración “CAL”, el cual mantenemos apretado durante unos segundos hasta que en la pantalla aparezca un mensaje de calibración. Es probable que en este momento sea necesario un peso para que la calibración se realice correctamente. Colocamos la pesa correspondiente en la báscula y sólo nos quedaría esperar hasta que el proceso finalice. Una vez acabado el proceso la apagamos y cuando transcurran unos segundos la volvemos a encender. Ya tendríamos calibrada nuestra báscula.

Realizar una báscula casera

Una balanza casera no resulta tan precisa como una digital, pero nos podría ayudar a darnos una idea del peso de un objeto pequeño. Es muy fácil construir escalas que midan el peso de objetos pequeños y podemos hacerlo simplemente con monedas.

Para construir la balanza casera sólo necesitamos cartón, tijeras, regla, pegamento, lápiz y unas monedas.

El primer paso sería recortar dos cuadrados de cartón de 3 por 3 pulgadas. Estas serían las bandejas donde colocar los objetos y el contrapeso. Es importante que los dos cuadrados sean exactamente del mismo tamaño.

El segundo paso es colocar cada cuadrado en cada uno de los extremos de la regla, usamos el lado de la regla con las medidas. Alineamos los cuadrados y pegamos cada uno en su lugar.

En el tercer paso colocamos la regla en la parte superior del lápiz, debemos usar las medidas de la regla para comprobar que el lápiz está exactamente en el centro. Balanceamos la regla en el lápiz, si uno de los cartones pesa más, recortamos hasta que esté completamente equilibrado.

Cuarto paso, colocamos una moneda en una de las bandejas y el artículo en la otra. Calculamos el peso colocando monedas en un extremo hasta las escalas se equilibren. Cuando las escalas están equilibradas, el peso del objeto es igual al peso de las monedas.

Para conseguir un peso más exacto tenemos que multiplicar el peso de la moneda por 6 pulgadas. Dividimos esta cifra entre 5, el cociente nos dirá dónde colocar la moneda en la regla. Este método de medición es muy útil para usar en casa, pues nos permite pesar hierbas, especias, polvos o cualquier objeto liviano que necesitemos medir.

Como ya hemos visto la balanza de precisión tiene diferentes usos, a simple vista puede parecer un instrumento que sólo se utiliza en laboratorios pero es algo que podemos necesitar también en nuestra propia casa.

En ESPIA2 disponemos de diferentes modelos de balanzas de precisión que se ajustarán a todas sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito