Intrusismo laboral en la vigilancia privada

El diario virtual Andalucía Información nos acerca a una noticia que trata la situación que viven los vigilantes de seguridad de la provincia de Cádiz. El colectivo, por mediación de la asociación Marea Negra por la Seguridad Privada, ha denunciado el intrusismo del que son víctimas las empresas de vigilancia privada, hecho que ha aumentado la tasa de desempleo del sector en un 70%. El grupo asegura que las empresas que ofertan este tipo de servicios vulneran la ley nacional, y las sanciones impuestas llegan tarde a causa de la lentitud de la burocracia.

Denuncia mediante casos concretos

Marea Negra ha denunciado el intrusismo en el sector de la seguridad a través de un número de casos acaecidos en la provincia de Cádiz, más concretamente en el Club Nacional Nazaret en Jerez. En este local, la empresa que presta servicio se encuentra bajo denuncia por tener trabajando a tres auxiliares en labores de seguridad, cuando anteriormente las instalaciones constaban de un equipo de quince vigilantes habilitados para el puesto. Casos similares son los del parque acuático Aqualand, el centro comercial Área Sur, en sucursales del grupo Ikea o en las piscinas de Jerez. Éstos son sólo algunos ejemplos en los que una ley nacional, la 5/2014 de seguridad privada, y Marea Negra recibe llamadas procedentes de distintos lugares de la provincia gaditana advirtiendo de situaciones similares cada día.

Situación actual del sector

En la actualidad, el sector dedicado a los servicios de seguridad se encuentra con una creciente tasa de paro a

guantes de piel anticorte para seguridad y combate
  • Facebook
  • Twitter
guantes de piel anticorte para seguridad y combate

causa del intrusismo de personal no cualificado para el puesto por parte de empresas privadas. El Código Penal recoge en el artículo 403 la actuación frente a este tipo de lacra, siendo penado con multas y hasta prisión. Pero en cambio el proceso supone una importante demora en la resolución de los conflictos. Primeramente se debe poner en conocimiento a la Unidad Provincial de la situación mediante pruebas concluyentes, en su mayoría fotografías y vídeos. Este organismo las envía a su vez a la Delegación del Gobierno, que las reenvía a la Unidad Provincial de Madrid, encargado de sancionar este tipo de actuaciones. Mientras todo esto tiene lugar, pasan meses, y la empresa privada sigue operando o es disuelta antes de recibir la sanción.

Un problema subyacente

Uno de los principales problemas de este intrusismo laboral en el sector dedicado a la seguridad es la baja cualificación de los agentes. España actualmente se encuentra bajo un nivel de alerta 4 a causa de los recientes altercados perpetrados por el grupo terrorista Yihad, y estos individuos desconocen el protocolo de actuación, según afirma la asociación Marea Negra. Ésta reivindica que la ciudadanía pueda y deba tener conocimiento de los peligros del intrusismo en una profesión encargada de velar por las vidas de cientos de personas. El vicepresidente de la asociación, José Antonio Carbonell, quiere denunciar la “pasividad y dejadez de los organismos oficiales” que permiten que empresas poco profesionales sigan operando a día de hoy.

La opinión de la calle

Tras dar a conocer el estado del sector y la fragilidad de nuestras filas de defensa ante un posible atentado terrorista en el país, no es de extrañar que la ciudadanía pida mayor capacitación y especialización de los agentes encargados de los servicios de seguridad en todo el territorio español. El protocolo diseñado frente a un atentado yihadista debe haber sido puesto en conocimiento de todos los representantes del orden y las fuerzas de seguridad estatales. De no ser así, el caos de la situación puede alcanzar nivel desorbitados. Existen trabajadores profesionales dedicados al sector con un alto grado de especialización, por lo que resultaría conveniente que sean ellos los que desempeñen la labor para la que han sido rigurosamente preparados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *