Drones detectores de infracciones

La tecnología dron tiene nuevas implicaciones cada día que pasa. Y es que estos pequeños dispositivos ofrecen cientos de posibilidades. Una de ellas la recoge El Mundo esta semana. En Baleares se plantean la posibilidad de utilizar vehículos no tripulados que detecten infracciones urbanísticas en un futuro cercano. Tanto es así que la Agencia de Disciplina Urbanística, ADU, ya ha recibido ofertas de servicios de empresas de drones. Aunque no es el único organismo con planes de utilización de tecnología dron. La Dirección General de Tráfico, DGT, se plantea utilizar estas aeronaves para controlar el tráfico. Según la página web AutoFácil, los drones podrían sustituir a los helicópteros Pegasus en esta tarea.

Las aeronaves de la ADU

Mercedes Garrido, consellera insular de Baleares, ha presentado la memoria de la Agencia de Disciplina Urbanística. En ella se contempla la futura utilización de drones para la detección de infracciones. En un sentido similar, las aeronaves fueron requeridas para localizar fraudes fiscales. Ahora, la consellera pretende reducir con esta nueva flota delitos como ampliaciones, porches, piscinas y reconstrucción de viviendas en ruinas. Éstos son los calificados como delitos más comunes en el sector. Tan firme es la idea de la futura incorporación de vehículos aéreos no tripulados que ya han recibido ofertas. Las empresas que trabajan con drones han ofrecido sus servicios y productos a fin de ser escogidas. Se espera que esta medida elimine delitos que no puedan ser avistados a pie de calle. La incorporación de VANT seguirá el reglamento técnico ya existente para la utilización de dichos elementos. Éste rige, por ejemplo, la altura mínima de vuelo.

Los múltiples usos del dron

El VANT, o Vehículo Aéreo No Tripulado, tiene numerosas aplicaciones en varios sectores. Se utilizan en el área

mini camara inalambrica
  • Facebook
  • Twitter
mini camara inalambrica

militar, allí donde las misiones requieren sigilo y profesionalidad. Actuaciones que costarían mucho dinero y efectivos se ven solventadas con diminutos drones. Son conocidas sus implicaciones en el mundo del espionaje y la inteligencia. Menos impactantes resultan las labores de rescate y búsqueda de personas desaparecidas. Suelen llevarse a cabo en terrenos montañosos y de abundante vegetación. Más recientemente, The Washington Post informaba de drones submarinos que hackeaban y espiaban desde las profundidades. Los usos de estas diminutas pero potentes herramientas son infinitos. Dotadas de una cámara de gran enfoque y precisión, podrán monitorizar todas las infracciones en la carretera. Nadie se escapará al objetivo de este vehículo. Un Gran Hermano del aire con numerosas aptitudes.

Pegasus tiene sus días contados

El gobierno español incorporó una flota de helicópteros con radares que medían la velocidad del tráfico en las carreteras españolas. Eran los llamados helicópteros Pegasus, los ojos en el aire de la DGT. Ahora, la Dirección General de Tráfico se plantea espiarnos desde el cielo con la polifacética  tecnología dron. A estas aeronaves se les añade un radar que medirá la velocidad a la que circulan los vehículos terrestres. La razón principal del cambio es la reducción de los costes. Una hora de vuelo dron reduce el coste cien veces en carburante. Además, la adquisición del dispositivo es mucho más económica, sin mencionar que no necesita tripulación. Asimismo, la eficiencia de la tecnología frente al fallo humano es mayor. El pilotaje del vehículo sería remoto por lo que tampoco existe daño para los agentes encargados del manejo.

Características del nuevo dron

La empresa designada por la DGT para desarrollar su primer prototipo ha sido Thales España. La unidad tendría una características impropias de un modelo comercial. La velocidad máxima es de 100km/h y la altura que alcanza es de 4.000 metros. Dispone de una autonomía de 8 horas de vuelo. Asimismo, el vehículo deberá pesar poco para poder cargar sensores, cámara, radar y sistema de megafonía. El radio de acción de este dispositivo sería de 80 kilómetros. El proyecto se encuentra todavía en desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *