Detective degradado por su actitud racista

Las redes sociales se han volcado de lleno ante los comentarios de alto contenido racista publicados por un detective de policía de la ciudad de Detroit. Prensa de todo el mundo se ha hecho eco de la sonada noticia, entre ellos publicaciones tan populares como el Washington Post o el 20 Minutos, cuando el agente Nate Weekley publicó en Facebook comentarios de cuestionable índole relativas a las manifestaciones surgidas a raíz de la muerte de hombres afroamericanos desarmados. Él no es el único, la plataforma virtual Univision nos informa que dos integrantes de las fuerzas del orden público, un bombero y un policía, también se han pronunciado en las redes denotando un racismo que asusta. En un medio como Internet, donde todo el mundo puede ver nuestras publicaciones, es lícito ofrecer nuestra opinión, pero no de cualquier forma, y estas sanciones lo demuestran.

Un detective degradado

Nate Weekley, un detective de policía de la ciudad de Detroit, se ha visto degradado a oficial como parte de una

chalecos antibalas y proteccion contra arma blanca
  • Facebook
  • Twitter
chalecos antibalas y proteccion contra arma blanca

investigación interna a raíz de los comentarios racistas contra las protestas del colectivo Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) y sus seguidores. Este grupo se manifestaba por la muerte a manos de agentes del orden de hombres afroamericanos desarmados. Con el trasfondo del tiroteo de Dallas en el que murieron 5 policías, Weekley se manifestó molesto contra la protesta y calificó a la asociación con palabras despectivas. Asuntos internos ha abierto una investigación que esclarecerá si Weekley actuaba bajo presión o en realidad existe un racismo subyacente. En la ciudad del motor, donde el 80% de la población es negra, es necesario que la lacra del racismo desaparezca o podría producirse abuso de autoridad. La presión a la que se enfrentan los agentes de seguridad es alta pero no debe ser nunca motivo de comentarios que puedan herir la sensibilidad de millones de personas.

Bombero se suma al despido del detective

Pero Weekley no es el único sancionado esta semana por una conducta inapropiada de un empleado de la comunidad. Con 16 años de servicio a sus espaldas, el capitán de bomberos de la capital de Carolina del Sur, Jimmy Morris, posteó en su perfil de Facebook que tras el horario laboral si los manifestantes continuaban bloqueando la carretera los atropellaría. Morris hace referencia a un colectivo que ocupaba un tramo de la autopista interestatal 126 que conecta con Columbia en pos del pacifismo y el respeto por la vida. La protesta tenía como base los violentos incidentes ocurridos en los días recientes, y la sanción para Morris fue el despido. Las opiniones vertidas denotan una total falta de interés y respeto por los derechos de la ciudadanía a manifestarse, además de ser un delito de atentado contra la vida de los mismos.

Un policía investigado

A los dos casos de Weekley y Morris, se debe añadir un tercero. Un agente de policía de la ciudad de Nashville, de nombre Christopher Taylor, también hizo un uso inapropiado de las redes sociales al publicar en su cuenta de Facebook comentarios que a sus superiores les resultaron inadecuados por su tono racista. Como consecuencia, Taylor tuvo que entregar su placa y su arma, y ahora está bajo investigación por parte del departamento. En su defensa, éste alegó que también solía colgar contenidos históricos relativos a la comunidad negra durante el Mes de la Historia Negra de Estados Unidos. Estos tres incidentes dejan al descubierto las más cruda realidad existente en la sociedad: el racismo. Y es que esta enfermedad sigue viva hoy en día en nuestras ciudades, en nuestras culturas y mentes, y es una peligrosa lacra, más si se tiene en cuenta que las opiniones hirientes vienen de parte de empleados de fuerzas del orden y la seguridad pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *