Consejos para encontrar cámaras espías invisibles

Lo mejor de las cámaras espías invisibles es que graban pasando desapercibidas, pero mucho mejor si se camuflan tan bien que llegan a ser invisibles.

Esto se puede conseguir básicamente de 2 maneras:

  • Buscando un buen sitio en el que camuflarla.
  • Haciéndola pasar por otro objeto cotidiano.

En ambos casos, la ausencia de cables ayuda mucho a conseguir la deseada invisibilidad aunque, a veces, es precisamente el cable lo que consigue “crear” una cámara espía invisible de verdad.

Puede parecer un poco lioso pero pronto veréis que la variedad de cámaras espía que ofrece el mercado da para cubrir todas las posibilidades, de ahí también la complejidad en la elección.

Cámaras espías invisibles, ¿Cómo elegir correctamente nuestra cámara espía?

Siempre recomendamos empezar por hacernos una pregunta en concreto a la hora de elegir una cámara, ya sea espía o de vigilancia.

¿cuánto tiempo necesitamos estar grabando?

La autonomía de las cámaras espía es limitada, por lo que si necesitamos grabar muchas horas de forma continua y sin tener acceso a la cámara para poder cargarla.

Lo mejor será elegir una cámara espía que vaya enchufada a la corriente.

Pero aún puedes beneficiarte de la tecnología inalámbrica para hacer completamente tu cámara invisible: con una cámara espía WiFi.

Gracias al WiFi tendrás acceso remoto en directo al video siempre que quieras, de forma que no necesitarás extraer la tarjeta SD en la que habitualmente almacenan las grabaciones. Además podrás controlar las funciones de la cámara desde tu teléfono móvil en cualquier momento y lugar.

Las cámaras espía “más invisibles”

Hay modelos de cámara espía WiFi muy interesantes, tanto con autonomía propia como con fuente de alimentación. Muchos modelos incluyen ambas posibilidades, como es el caso de los relojes despertadores espía. Su batería es capaz de grabar varias horas de video continuo dependiendo del modelo, pero también se pueden enchufar para que estén siempre alerta y operativos las 24 horas del día, todos los días del año.

Cuanto más cotidiano resulte un objeto, menos sospechas levantará. Por eso, cada vez más, encontramos modelos de cámara espía con doble función. Además, el uso cada vez más generalizado de la tecnología da muchas ideas a los fabricantes de cámaras espía, que han visto en esos aparatos de los que dependemos en nuestro día a día un gran filón en el que instalar sus cámaras invisibles.

En la tienda espía online verás que hay multitud de objetos cotidianos como pen drives, cables USB, cargadores de móvil, baterías, mp3, etc. Que no son sólo lo que parecen pero que resultan casi imposibles de detectar. Y desde luego, están tan integrados en nuestras vidas que están libres de toda sospecha, convirtiéndose así en perfectas cámaras espías invisibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito