¿Conoces los mini micros?

Grabar sonido de forma velada es mucho más fácil que grabar vídeo. El sonido se distribuye por toda la estancia y por cada recoveco, lo que nos proporciona más opciones para esconder nuestro micrófono. En cambio, para hacer fotos o grabar vídeo necesitas un ángulo de visión concreto, y lo suficientemente nítido y amplio como para que la grabación nos sirva de algo.

También los dispositivos que graban audio suelen ser más pequeños que los que graban vídeo. No obstante, como en todo, también hay mini micros, que son micrófonos y grabadoras reducidos a su mínima expresión.

Los mini micros son muy socorridos porque dan mucho juego y son mucho más versátiles que las cámaras. Es habitual que la gente venga con la idea preconcebida de querer una cámara espía para conseguir evidencias en forma de imagen, pero hay veces que un sonido vale más que mil imágenes, sobre todo a la hora de espiar a alguien, que lo primordial es no ser descubiertos.

Ocasiones en las que un mini micro es mejor que una cámara

Una de las razones recurrentes por la que algunos clientes acuden a nosotros es porque sospechan que su pareja les oculta algo. Lo más habitual es pensar en una infidelidad pero no tiene por qué ser el caso, pueden ocultarse todo tipo de secretos, y sin saber qué es ni cuándo puede producirse el hecho en cuestión, es muy difícil conseguir evidencias en vídeo.

En estos casos, nosotros recomendamos el uso de un mini micro, que es ideal para colocarlo en el coche y hacer un seguimiento auditivo durante varios días de lo que en ese habitáculo sucede o se habla. En el coche puede encontrarse con otras personas o, como mínimo, hablar por teléfono y desvelar sus planes. Esto suele ser suficiente para conseguir las evidencias que se necesitan.

Tipos de mini micros

Podemos recurrir a micrófonos o grabadoras. Pueden parecer lo mismo, pero no lo es. Una grabadora registra el sonido y lo graba en una tarjeta microSD que después tendrás que recuperar para oír lo grabado. Un mini micro funciona a través de la red GSM, es decir, la red de telefonía móvil tradicional, y es un aparato de escucha activa, no una grabadora. No obstante, podemos grabar todo lo que oigamos instalando una simple APP de grabación de llamadas en nuestro móvil.

El funcionamiento es el siguiente. Previamente hay que vincular el mini micro con nuestro número de teléfono móvil a través de una serie de comandos vía SMS. Una vez efectuada esta vinculación correctamente, sólo tendremos que llamar por teléfono al número de la tarjeta SIM insertada en el mini micro y, al descolgar, empezaremos a oír el sonido del espacio en el que se encuentre el micrófono. Muchos también tienen la opción de llamarte a ti al detectar sonido.

Lo ideal para situaciones como las descritas son los mini micros GSM, aunque nunca estará de más colocar también una mini grabadora con detección de sonido como refuerzo, ya que en caso de entrar en un lugar sin cobertura, como un parking subterráneo por ejemplo, no será posible establecer la llamada con el mini micro. No obstante, hay un producto capaz de realizar ambas funciones, y es el cargador USB para coche, que en su interior oculta un mini micro GSM y una ranura para grabarlo todo en su tarjeta microSD.

Como ves, en ESPIA2 podrás elegir el producto que mejor se adapte al contexto de tu problema, sea cual sea, porque tenemos de todo para resolver cualquier situación y, si no lo tenemos, lo conseguimos. No dudes en contactar con nosotros ante cualquier duda o sugerencia. Estaremos encantados de atenderte en tu tienda espía de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito