Avances en software espía

El mundo del espionaje está de enhorabuena. Cada día se descubren nuevos avances que hacen la tecnología espía más sofisticada y vanguardista. Pero con esto, evolucionamos a la par hacia un mayor control por parte de los organismos de poder, algo que recordaría al Gran Hermano que nos legó George Orwell en su mítico 1984. La plataforma virtual What’s New pone de manifiesto la reciente creación de un sistema que intercepta las principales funciones de un teléfono inteligente, mientras que Vanguardia nos informa acerca de las innovaciones nacidas en un país pionero en intrigas durante décadas: Rusia. Acerquémonos a estos tres fascinantes softwares que perfeccionan las técnicas detectivescas hasta levantar ampollas y desdibujan cada vez más los límites de la privacidad.

ULIN, la herramienta espía definitiva

Creado en Israel, el software denominado ULIN (Unlimited Interception System) nació a finales del año pasado. Esta

localizador GPS GEL 300
  • Facebook
  • Twitter
localizador GPS GEL 300

herramienta es el espía más potente del mercado. Con un coste aproximado de 20 millones de dólares, el sistema puede espiar no solo las llamadas telefónicas, sino también la mesajería y la localización GPS del terminal sobre el que está puesto el objetivo. Para ello necesita saber únicamente el número de teléfono o su IMSI, es decir, el International Mobile Subscriber Identity. De manos de la empresa Ability nos llega el último grito en espionaje que ha levantado polémicas relativas a la privacidad, puesto que la plataforma viola las leyes de varios países. Captura sin problemas cualquier tráfico telefónico móvil, desde GSM hasta LTE y MTS, sin tener que contar con la aprobación de la compañía del servicio del cliente. Esto se produce gracias a un fallo en el sistema internacional de telecomunicaciones a la hora de conmutar de redes digitales a redes publicas.

Para contrarresta este tipo de software se suelen usar teléfonos encriptados ya que las llamadas y comunicaciones no se pueden espiar.

El sistema SORM de la FSB

Desde la Segunda Guerra Mundial hasta los años de la guerra fría, Rusia ha sido el principal protagonista del mundo del espionaje europeo. Hoy en día el servicio secreto ruso, la FSB, dispone de un sistema muy sofisticada de espionaje mediante el cual intercepta y detecta llamadas telefónicas de índole sospechosa. El asunto recuerda al programa PRISM de la NSA estadounidense, filtrado a los medios de información gracias a las investigaciones de Edward Snowden. El software ruso es conocido como SORM, un proyecto de Infowatch, que aísla palabras clave e intercepta las conversaciones que se están manteniendo en torno a estas. Aunque la herramienta se encuentra en fase experimental todavía, ya ha suscitado enorme críticas. El ministro de comunicaciones Nikolai Nikiforov ha recordado a la opinión pública que el acceso a las conversaciones telefónicas privadas requiere de una sentencia judicial que lo ratifique.

La aplicación FindFace

También en Rusia se ha desarrollado una aplicación que puede tener un alto grado de utilidad en el mundo del espionaje. Gracias a este software podemos identificar a una persona a través de una fotografía tomada, siempre y cuando su rostro figure un una popular red social rusa que dispone de 350 millones de cuentas: Vkontakte. El nombre de esta singular herramienta es FindFace y su creador es Artiom Kutharenko, de 26 años. Por el contrario de las anteriores, ésta cuenta con un éxito fulgurante, contando ya con más de un millón de descargas y una gran presencia en los medios. Pero no es ésta la intención perseguida a la hora de su creación, pues Kutharenko afirma que su uso se limitaba a servicios de seguridad y fuerzas del orden público. Esta app pone de manifiesto que cualquiera puede ser espiado en el país del vodka, y con ello la necesidad de una legislación que regule el espionaje por parte de las altas esferas.

Otros articulos que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *